jueves, 29 de agosto de 2013

ALÓN AMBERGU




Nacido en Hura en 1970. Aficionado a la fotografía desde los 12 años. Licenciado en Estudios Mecánicos por la Universidad de Be´er Sheva y fotógrafo aficionado. Ha realizado estudios especializados en técnica fotográfica en el Museo Amir de Tel-Aviv y Suiza. Fue miembro de la Revista Universitaria de Be´er Sheva donde publicó algunos trabajos, tanto fotográficos como sobre física mecánica entre los años 1989 y 1993. Forma parte del Colectivo Se Ha´marot de Divulgación de la Cultura y participa, desde su primera edición en la gestión de la Primavera Mehoz HaDarom. Ha ganado 1º premio en ámbito regional, destacando sus imágenes de los trabajos arqueológicos de Maccabim Re´ut.

Descarga del Power Point: ALÓN AMBERGU

martes, 20 de agosto de 2013

EL OCTÓGONO ANGELICAL


Por Pedro Taracena Gil




Power Point versión A: UN OCTÓGONO ¿DIABÓLICO O ANGÉLICO?

En una de mis visitas al Museo de La Academia de Florencia, una guía con marcada sensibilidad platónica, a la hora de contemplar los cautivos y el David de Miguel Ángel, me sorprendió cuando explicaba que Buonarroti contemplaba sus esculturas, desde ocho planos diferentes. Como fotógrafo no acababa de encontrar esta lógica en el universo fotográfico. Tanto elucubré que me salí por la tangente, y pensé que el gran maestro, para llevar la contraria a la Iglesia, desechaba el siete bíblico por el ocho renacentista. Hoy he tenido la oportunidad de hacer un ensayo de esta presunta teoría de Miguel Ángel. En uno de mis paseos por El Buen Retiro de Madrid, visité como no podía faltar, la plaza donde se erige de Ricardo Bellver, El Ángel Caído. Por primera vez me di cuenta que la peana que sustenta al diablo, era octogonal. Geométricamente una pirámide truncada. Y en su base, cada una de las ocho caras disponía de una máscara con los atributos de Lucifer. Ocho caretas aparentemente diferentes, con serpientes lagartos y seres repugnantes. Tomando el perímetro del monumento como una circunferencia, siempre equidistante al eje del pedestal de la estatua, y situado enfrente de esos rostros monstruosos, enfoqué un plano angular del demonio, marcando virtualmente ocho radios iguales. De esta forma conseguí ocho vistas de esta imagen. Con el sol situado a la misma hora, el resultado fue de ocho enfoques que nos daba una idea completa a 360º. Seguidamente realicé otras ocho tomas desde las mismas posiciones, pero esta vez con un teleobjetivo de aproximación. De forma que el ángel saliera con su rostro y parte de su cuerpo en un primer plano. Con estas ocho fotos he obtenido ocho ángulos de visión contemplando todo el poder asimétrico que tiene la reproducción diabólica. No conforme con estas dos vueltas, llevé a cabo una tercera enfocando, uno por uno los rostros que me habían servido de punto de referencia en las tomas anteriores. Ahora tengo que examinar la riqueza de matices que tienen los ocho seres horrendos, que nunca yo había mirado cara a cara. Esta experiencia es una oportunidad para descubrir la utilización del número ocho por dos escultores separados por casi cuatro siglos. ¿Casualidad? ¿Recurso arquitectónico? ¿Solución escultórica? ¿Dominio de la estética? ¿Libertad creativa? No lo sé, seguiremos indagando. No obstante, mi iniciativa personal reclama una novena opción. Es una fantasía, ilusión u osadía, pero sueño encontrar en ese lugar, en la plaza del Ángel Caído, un camión grúa que desafiando cualquier norma de seguridad y del Ayuntamiento de Madrid, me alojara en su cubil y pudiera hacer tomas por encima del cabello al viento del rey de los infiernos. Me sentiría como el mismo Dios. Viviría una experiencia que rebasaría la satisfacción del fotógrafo; Mirándome a los ojos, manteniendo la mirada como si de Dios verdadero se tratara, y todavía me seguiría gritando aquello de: ¡NON SERVIAM!

SECUENCIA DE LOS HIPOTÉTICOS OCHO PLANOS DE MIGUEL ÁNGEL BUONARROTI





OCHO PRIMEROS PLANOS DE LOS ATRIBUTOS
















OCHO PLANOS TOMADOS CON TELE-OBJETIVO










OCHO PLANOS TOMADOS CON GRAN ANGULAR













Reportaje fotográfico: Pedro Taracena Gil




domingo, 14 de julio de 2013

HOMENAJE A JAM MONTOYA



Fotógrafo por vocación y escéptico por degeneración.
A los 16 añitos comienza a interesarse por la fotografía y se libera, por fin de la opresión del pecado.
A los 22 se compra su primera cámara reflex con el esfuerzo de su trabajo.
A los 24 comienza su andadura fotográfica, siempre tortuosa, de forma autodidacta.
Considera su mayor logro el poder transcribir literalmente lo que tiene en el pensamiento al soporte fotográfico.
Se precia de saber tratar a las personas aún en situaciones límites, para que se sientan cómodas.
Hace muy poco sufrió un accidente laboral - así puede considerarse - durante una conversación con un crítico de arte, estuvo escuchando tantas gansadas que el testículo derecho le estalló en un incontrolado ataque de risa...
Se ha prometido a sí mismo por su propia integridad física y mental nunca más hablar de estos temas con semejantes elementos.
Su opinión generalizada - salvo honrosas excepciones - sobre directores de museos, galeristas, comisarios y otras gentes adyacentes de disipado vivir y dudoso conocimiento, se la reserva, porque al día de hoy lo único que le sobran son enemigos.
Es un apasionado de los libros, la música, del buen comer y del sexo.
JAM Montoya ha mantenido actividades diversas dentro del ámbito fotográfico como creativo, investigador y docente. Ha impartido clases en diferentes centros y cursos académicos en La Universidad de Extremadura: "Interpretación fotográfica de la luz", "Iluminación de interiores", así como conferencias: "Sobre la creatividad", "Motivación para la imagen y el estímulo visual", "La razón de una obra", "Ciencia, arte y religión", "Cualidad de la forma", "La identidad", "Libertad de represión (1er. Concilio Ateo Internacional de Toledo), etc.
Su labor docente también ha versado sobre fotografía aplicada a restauración de obras de arte y conservación de archivos fotográficos, dirigida a especialistas en arte y patrimonio. Su obra ha sido motivo de debate en congresos universitarios y tema de investigación en memorias de Licenciatura y tesis doctorales.


"Una fotografía no es un poema, una sinfonía o una danza, no es una imagen bonita o sentimentaloide ni un conjunto de técnicas encaminadas a la pura calidad del positivado. Una fotografía es o debería ser, una afirmación penetrante de nuestro mundo interior que impresiona por su impacto y excita la imaginación."


HOMENAJE A UN MAESTRO


Su página Web: JAM MONTOYA

lunes, 18 de marzo de 2013

ROBERT MAPLETHORPE






Robert Mapplethorpe

(04/11/1946 - 09/03/1989)
Nació el 4 de noviembre de 1946 en Queens, NuevaYork.

Cursó estudios de pintura, dibujo y escultura. Más adelante se dedicó a la fotografía.  Sus primeros trabajos fueron collages realizados con fotos de revistas y recubiertas con pintura pulverizada. Más tarde hizo sus propias fotografías con una cámara Polaroid.
Se hizo famoso por sus retratos de artistas, compositores, arquitectos, personajes de la vida social, estrellas de cine pornogr
áfico y de miembros de la comunidad homosexual underground de Nueva York. En el año 1976 realiza su primera exposición individual, cambiando después a la cámara de gran formato para la siguiente exposición. En 1977 presentó, mediante composiciones clásicas, fotos de hombres desnudos. Consiguió la fama y fue tratado positivamente por la crítica. En otras muestras presentó fotos de flores, así como retratos de personajes célebres. Experimentó con la luz y el color. Expuso en la galería Corcoran de Washington D.C. (1978), el Museo de Arte Moderno de París (1983) y el Museo Whitney de Nueva York 1988).
Robert Mapplethorpe falleció en Boston el 9 de marzo de 1989.


POWER POINT ROBERT MAPPLETHORPE

Galería "Selección AJJITO"





























Mappelthorpe, es el fotógrafo de la libertad, la marginación y transgresión.


viernes, 8 de marzo de 2013

EROS


EROS AL DESNUDO


Contemplando esta galería de imágenes, quizás en la intención del modelo y del fotógrafo, no estaba el haber logrado una lección magistral sobre el tema monográfico del falo. Mi propósito, sin embargo, es poner letra al ensayo que contemplo en este concierto de bellas fotografías.
Buscando en el baúl de los clásicos, Eros es el más antiguo de los dioses y encarna el deseo sexual. Es decir, todas las atracciones que evocan el amor, incluidas las tentaciones heterosexuales y homosexuales. Los antiguos tampoco se olvidaron de Anteros, el dios del amor mutuo. Y en otra de sus acepciones el amor que no puede crecer sin pasión. Sin excluir el onanismo. En Atenas el cuarto día de cada mes era sagrado para Eros.
Todo símbolo fálico está ligado a la procreación, a la fertilidad. Pero bajo mi punto de vista la visión del falo, sobre todo contemplado desde su potencia eréctil, encierra más riqueza humanística. Es la máxima expresión de la potencia erótica de compartir placer. Más aún, el lenguaje amoroso del falo supera la distinción de géneros. 
Volviendo al reportaje fotográfico, su visionado permite al espectador, al menos yo me he tomado la licencia de poner el verbo a las texturas preñadas de sensualidad. Los primeros planos invitan a la lujuria más caprichosa. Las luces y las sombres juegan con un mito hecho carne, preparado para convertirse en un ser sin escrúpulos. Según los romanos lo consideraban como un símbolo de la vida después de la muerte…
Felicito al fotógrafo y al modelo porque habéis logrado condensar en escasas secuencias, el mito que da sentido a la vida que rige el mundo. Por Pedro Taracena.

EL EROS Descargar el Power Point

viernes, 18 de enero de 2013

MEDINA MAYRIT 2006

Fotógrafo: Pedro Taracena

MAYRIT  Colección completa en Power Point

COLECCIÓN REDUCIDA